23.jpg

El Tribunal Constitucional surcoreano reiteró hoy la constitucionalidad la ley de adulterio, que puede condenar a un individuo a hasta dos años de cárcel en Corea del Sur, según informó la agencia local de noticias Yonhap.

Se trata de la cuarta deliberación sobre la ley de adulterio por parte del Tribunal Constitucional surcoreano, que ya consideró constitucional esta ley en las tres ocasiones anteriores.

El Tribunal reafirmó hoy que la ley del adulterio no va en contra de los principios de la libertad sexual ni viola la intimidad del individuo.

De esta manera, y a pesar de que cinco de los nueve jueces del Tribunal Constitucional consideraron que se trata de una norma anticonstitucional, la ley de adulterio se mantendrá en Corea del Sur.

Para abolir esta norma sería necesario el consenso de un mínimo de seis votos, según Yonhap.

El Tribunal Constitucional surcoreano comenzó a deliberar esta ley en febrero cuando la actriz surcoreana Ok So-ri, de 39 años, reclamó la abolición de esta norma en medio de un juicio de divorcio de su marido, Park Chul, de la misma edad.

Hace un año Park presentó la demanda de divorcio y acusó a la actriz de haber mantenido una relación extramatrimonial con un cantante de ópera pop y otra con un jefe de cocina italiano, a pesar de que ella confesó la infidelidad sólo con el primero

En enero la fiscalía acusó a la actriz de adulterio y posteriormente, el juicio penal estuvo suspendido mientras se deliberaba sobre la ley en el Tribunal Constitucional.

El índice de demandas por adulterio está en descenso y el número de acusados fue de 1.200 el pasado año, frente a los 2.000 casos de 1998.

Unas 400 personas fueron condenados en 1998, mientras que tan sólo 47 lo fueron en 2007.

Además de la dificultad de presentar la prueba de adulterio (confirmar la penetración sexual), los cambios sociales han conducido a un aumento en el número de mujeres que son acusadas de adulterio por sus maridos, como es el caso de Ok So-ri.