3.jpg

En el lenguaje coreano, Corea del Sur es llamada Daehan Min-guk (Coreano:대한민국, Hanja:大(grande) 韓(una nacion)民(pueblo)國(nación), literalmente “UN PAIS GRANDE DE UNA SOLA NACION Y DE UN SOLO PUEBLO”) o Hanguk en su forma corta (한국, “UN PAIS DE UNA NACION”, usualmente para referirse a Corea como un todo) o Namhan ((남한, “LA NACION DEL SUR”, para referirse a Corea del Sur específicamente).

Los norcoreanos se refieren a Corea del Sur como Namjosŏn (남조선, “Chosŏn del Sur”).

El nombre Han data de las antiguas Confederaciones Samhan de la era de los tres antiguos reinos de Corea. En español, así como en la mayoría de las lenguas occidentales, la nación es muchas veces referida como Corea. Esta palabra deriva de la dinastía Koryŏ, la cual se refiere al aún más antiguo Reino de Koguryo.

Historia

Al finalizar la Segunda Guerra Mundial en 1945, Corea fue dividida involuntariamente en dos zonas de influencia por las superpotencias mundiales: el norte, con influencia comunista, y el sur, con influencia capitalista, es decir, estadounidense y de los aliados.

En junio de 1950 comenzó la Guerra de Corea. Las Naciones Unidas apoyaron al sur y la Unión Soviética y China apoyaron al norte. La guerra finalizó en un alto el fuego y el armisticio de Panmunjeom fue firmado en 1953, separando la península por el paralelo 38.

El autoritario presidente Syngman Rhee, reelegido en 1952, 1956 y 1960, dimitió tras las revueltas estudiantiles de 1960 y fue sucedido en el cargo por Yun Poson, partidario de un régimen parlamentario.

Pero un golpe de Estado en 1961 dio el poder al general Park Jeong Hee, cuyo régimen militar se prolongó hasta 1979, cuando fue asesinado. El siguiente gabinete, encabezado por el General Chun Doo-hwan, instauró la ley marcial en 1980 e inició una represión que causó miles de víctimas.

En la década de los 80, las huelgas multitudinarias y los arrestos fueron continuos en un país marcado por los fraudes electorales y las demandas de mayor libertad pública.

Los conflictos armados y diplomáticos con Corea del Norte han sido constantes. Sin embargo, en 1991 las dos Coreas firmaron un “Acuerdo de Reconciliación, no agresión, intercambio y cooperación”.

La crisis de los mercados asiáticos a finales de los años 90 afectó gravemente la economía surcoreana, pero esta se recuperó tras solo un año. El presidente Kim Young Sam, electo en 1992, solicitó considerables créditos al FMI en 1997 para revitalizar la economía; la decisión le costó perder las elecciones en favor de Kim Dae Jung, histórico líder de la oposición democrática.

Éste se reunió con el líder norcoreano Kim Jong Il en 2000 para tratar seriamente el tema de la reunificación y, en septiembre, ambas Coreas desfilaron juntas en los Juegos Olímpicos de Sidney. En el verano boreal de 2002 Corea del Sur coorganizó con Japón el Mundial de Fútbol.