51.jpg

El viernes, fue comunicado por Corea del Norte, que abandonará los acuerdos que actualmente tiene con Corea del Sur, algo que según el primer ministro surcoreano, podría estar relacionada con la llegada de Barack Obama a la presidencia de Estados Unidos.

Algunos analistas han dicho que el aumento gradual de las tensiones entre las dos Coreas, aumenta las posibilidades de que pueda haber un enfrentamiento militar entre estas dos naciones, en la frontera que por mas de 50 años ha sido fuertemente defendida por ambos bandos.

“No hay forma ni de mejorar (las relaciones) ni de esperar encausarlas”, acotó el Comité para la Reunificación Pacífica de Corea, y que fue dado a conocer por la agencia norcoreana de noticias KCNA.

“La confrontación entre el norte y el sur en el campo político y militar ha sido llevada a tales extremos que las relaciones intercoreanas han llegado al borde de una guerra”, agregó.

KCNA también lanzó una fuerte crítica al presidente de Corea del Sur, Lee Myung-bak por el reciente nombramiento de un ministro a cargo de las relaciones en la península, que según ellos, es un promotor de la confrontación entre las dos coreas.

En los últimos meses, Corea del Norte, ha advertido en varias ocasiones, de una guerra muy posible en la penínusla coreana y amenazó con destruír al Gobierno conservador de Seúl.