Corea del Sur es un país muy interesante por muchos motivos, pero uno de ellos es que nos podemos encontrar muchos contrastes, todos ellos curiosos. Es muy normal encontrarse los clásicos templos y justo en frente los grandes edificios modernos, algo que llama mucho la atención de los turistas. Corea de Sur es un país donde la tecnología de teléfonos móvil se combina con muchas tradiciones, haciendo nuevamente un contraste curioso entre tecnología y tradición, una mezcla que ha sabido llevar desde hace muchos años y que se puede apreciar muy bien.

corea2.jpg

En muchas ciudades nos encontramos con grandes templos del budismo y en la otra esquina podemos entrar en un rascacielos, haciendo ver que los surcoreanos no abandonan sus tradiciones, pero tampoco se niegan a avanzar, algo que hace que el país siga creciendo poco a poco y no como los vecinos del norte, que se hunden. Corea del Sur es un país donde la tecnología más actual la podrás ver y disfrutar, haciendo que te sorprendas de toda la tecnología tan estupenda que hay. Nada más llegar a una de las principales ciudades como Seúl, los turistas se dan cuenta que están en un país estupendo.

Merece la pena mezclar las visitas, porque lo tradicional es muy interesante y atractivo, pero también se puede disfrutar de la nuevas tecnologías ver edificios más modernos, porque todo está mezclado, haciendo que podamos acceder a cualquier sitio en un momento.De repente estamos en un lugar tradicional y minutos más tarde en una tienda de electrónica.